sábado, 22 de septiembre de 2018

CON TU HARINA

Tiene el Sol sueño atrasado,
se acuesta más temprano cada tarde,
por momentos bosteza ,
entre las nubes,
un manantial extrovertido.

Tú le guiñas,
abrigada a buen recaudo en el molino
cuando arrecian 
tus tiempos de lloviznas.

La harina nueva 
te convierte en tahonera
cuando se atan a tus dedos lazos blancos,
te explica como se han de bordar
los panes horneados,
salpica tu mandil
con el color de la esperanza.

Trae este otoño 
una primavera en tus pisadas,
confín generoso 
en el sonido de hojarasca 
de contraste creciente y color imprevisible,
se enamoran con tierra tus pies,
y tus raíces nacientes
alimentan y se alimentan de alegría.

NUNCA OLVIDES


Nunca olvides
que por muy grande que sea
nuestra intención de acaparar tesoros
esta habitación es el lugar perpetuo
donde justificamos, entre estrecheces,
el vacío de los días,
transformados sus armarios
en el aposento del miedo
donde hemos de encajar nuestros errores.

Nunca olvides lo imperfecto
que es todo camino humano,
ni creas que por ser de donde eres
te ha bendecido un taumaturgo
elevándote en la cúpula de las verdades;
al fin y al cabo solo podemos atisbar,
ante un vidrio pulido,
la deformación mezquina de quienes somos.

Nunca le concedas a tu sombra
el permiso para inmiscuirse en otras luces,
nunca perviertas la luz de tus iguales
ni le impongas a tus vecinos tu bandera.

Y recuerda:
cuando nos vayamos no tendremos patria,
hoy nuestro alimento es la justicia,
nos hace sabios el haber nacido diferentes,
y una tela no nos nutre,
a menudo la convierten en insinuación violenta
las mentiras transmitidas en directo
y las zancadillas de los falsos penitentes.

sábado, 15 de septiembre de 2018

TU CORDILLERA


Ha llegado el tiempo
en el que he de buscar a tu vera
el sendero de las olas,
de las suaves olas
cómplices en la serenidad de tu mar.

Tejeré sobre ellas mis pasos
hasta alcanzar tu mirada de niña,
y secaré con besos
esas lágrimas concebidas en dolor.

Aprenderé despacio a abrazarte,
aprenderás de mis manos
el tacto y la ternura
de un hombre enamorado.

Te seguiré,
y encontraré en ti la calma,
y descubrirás en mí
el sabor del silencio,
ese silencio que haremos nuestro
cuando compartamos las flores,
y serán nuestros pasos
firmes sobre la cordillera
en tus montañas de niebla blanca
y en los bosques dorados
de tu lejano país

Amando la lluvia nos amaremos,
en estas edades
del otoño de las palabras,
frases para una cascada infinita
que jamás podamos detener.

RUBOR

Cuando me anuncias
la venida anhelada de nuestra noche
haces que tiemble mi cuerpo,
que se inflame
ante el desfiladero amoroso
descrito por el rubor de tus senos,
y me convierto
en el hombre que esperas
cuando descubro nuestra alegría
en el fuego de tus ojos,
al ver como tu espalda confiesa,
desnudándose,
que me acecha
 a la espera del vigor y franqueza
de éstos mis dedos,
de nuestra conjunción
copulada sin treguas,
del portal del deseo hecho suspiros,
un manual de jadeos
espontáneo en el énfasis
de nuestra unión.

viernes, 14 de septiembre de 2018

PAIS DE LA AVARICIA


Las trayectorias del orgullo
y de la avaricia
nos convertirán en un archivo
de huellas mendigas,
en un crujir en el que el agua
no remitirá en su cantinela,
en estertor de las sendas exclusivas
por los que deambularán
los caducos bienes
de nuestros bosques desquiciados,
entre pináculos de luces mentirosas
como la herencia fraudulenta
que ha de empobrecer nuestro rocío,
entre el aire sucio y excedido
donde la lluvia
se empecinará en congestionar rendijas,
entre los nidos acomplejados
de las cigüeñas histéricas,
entre la revancha
gestionada por los leñadores de hombres
y por los saqueadores
de lo poco o de la nada
que podrá sobrevivir a la pereza
de los tiempos,
refugiados en esta nuestra oscuridad sonreída.

(Pero las aguas
no detendrán la cadencia de su música,
seguirán leyendo
la partitura de las ramas caducas
entre los bosques desbaratados).

lunes, 10 de septiembre de 2018

AL VUELO


Sobre el atril
describo golondrinas,
odas aladas.

(Sienten vergüenza
del vuelo de mis versos
libres los pájaros).

sábado, 8 de septiembre de 2018

PASOS EN UNA ESTACIÓN


Una barca hundida regala sus leyendas.
guarda la memoria del cristal de los mares,
enmudece y descansa
en su sudor perdido,
en la rendición de sus maderos,
vencida por las aguas
y por el aura de muerte
narrada en la caducidad de su tiempo.

Un árbol nos observa,
abre en su corteza un ojo misterioso
con el que lee nuestra alma,
hace ondas en el aire,
crea vientos con la rabia de sus hojas,
las hijas de su firmeza
que caerán cual nieve templada
para fingir ser agonía
sobre una alfombra mágica de hierba.

Alarguemos las miradas
allí hacia donde el Sol
pretende engañarnos cada tarde,
agucemos nuestros oídos,
y percibiremos la lentitud de un trote.

Ese sonido claro
tiene por nombre otoño,
muy pronto vendrá
para llevarnos a pasear de su mano.

viernes, 7 de septiembre de 2018

EN UN FIERO TANGO



¡Cuántos son
nuestros días de agonías de luceros,
cuántas noches de espaldas incendiadas,
cuánta la lluvia clavada en mi frente
y en tu cabello de azabache!.

Viajamos deprisa enredados en las horas,
las sembramos después
en portales de pasión cuando,
empapadas de vida,
vuelan las miradas y las manos.

Crecen nuestros cuerpos
como en danza de tango fiero,
nos sumamos en los poros,
nos multiplicamos en los minutos
con mi cincel depurando tu marmol,
esculpiendo en tus caderas
un collar de sortilegios raudos.

Veo mi reflejo en tus ojos,
el brillo de nuestra pasión en la piel
cuando auscultamos el aire,
cuando crecemos
haciendo pender nuestras palabras
en el huracán del tacto,
aprendiendo a ser Uno en estas llamas
premeditadas en la voluntad
de nuestro insomnio.

Gritamos,
narramos a gritos la impaciencia,
le contamos un tango al fuego,
lo almidonamos con las caricias,
con el incendio provocado por tus dientes
y con mi espalda recorrida
por el caminar especiado de tus dedos.

Estallando
generamos el exorcismo de los dos,
universos en volandas.

Después nos hacemos silencio,
complicidades entre el calor comun
y del sueño que avanza
con tu azabache reposado en mi pecho
en aquellas noches
de mi espalda en llamas
por el fiero tango de tus dedos.



viernes, 31 de agosto de 2018

COMO LIBRO ABIERTO


Qué fácil es sentir
el fluir de tu palabra
ahora,
en este momento
en el que el Mundo insulso
gira equivocado,
y tú,
tan lejos
tan cerca,
narras con prudencia mis virtudes,
mis pecados,
mis defectos,
clavas entre mis cejas
el brillo de tu mirada milagrosa,
desvanecedora del ostracismo
del que yo
me había convertido en lacayo
cuando frecuenté
las ramblas oscuras,
prendido en las tormentas
y en la inconsciencia pretérita
de no saber ser
de ti.

martes, 28 de agosto de 2018

NUESTRO BUZÓN


Un día nos llegará una carta
repleta con un millar
de pétalos de otoño,
continente de un polvorín de luces,
sin remite
y con el matasellos del presente.

Vendrá en un sobre,
lacrado con el calor de las respuestas,
el folio proveedor de aroma a vida.

Será el regalo para nuestra tentación
de restringir el débito,
con todas las presencias revolviendo
en el vacío de nuestro buzón.

Cualquier día,
certificando con un correo nuestro sino,
nos será entregada una sonrisa
sellada en blanco,
envuelta entre los papeles gigantescos,
y con la pequeñez de la humildad
convertida en embalaje del destino.

domingo, 26 de agosto de 2018

NIEBLA

Quizá seamos la niebla y envoltorio
en este intrincado laberinto,
un trance breve que pensamos infinito,
una vida soñada entre sus siestas
por algún ser adormilado,
formato intransigente de sus noches,
sustrato inerte y agitado
por su aura de incertezas.

Quizá confiamos en ser dioses
aspirantes a todo
y de la nada dueños,
constructores imperfectos
en las miserias de un rincón
vulnerado a pico y pala,
quizás huida hacia la nada
sobre esta tierra removida
por acciones fabricadas de quimeras,
quizá temblor de miedos,
valentía de un cobarde
obcecado en la inconsciencia
de sus pulmones aturdidos al nacer,
humor rebelde,
latido irreverente,
extraño orgullo y furor de nuestra estancia,
estrella fugaz que vuela
sin señal ni certeza de destino.

Quizá sin las palabras nada somos
o con el silencio
somos parte y testigos de un torrente
que lucha por un espacio entre la piedra,
erosión superlativa
de miles de millones de imperfectos.

viernes, 17 de agosto de 2018

TODO


Somos tiempo,
simple arena
escurriéndose en  los dedos,
imposible de atrapar,

Incesantes en silencio
somos brisa sobre mares,
inconstante,
pero siempre
avanzando lentamente
sobre lo surcos de espuma
que dibujan nuestras olas
cuando golpean las rocas,
(cuando agitamos los sueños).

Somos aguas que recorren
en ríos de plata y piedras
su curso por valles lentos,
en su camino laderas
a veces en furia esquiva,
a veces en alma herida,
y otras tantas en la paz.

Somos árbol que se aferra
con sus raíces al mundo
buscando erguido asentarse
persiguiendo la certeza,
adivinando instrucciones,
construyendo realidades,
imaginando infinitos,
intuyendo la verdad.

Somos tiempo,
somos árbol,
arena, río y espuma,
silencio, furor y calma,
raíces, instante y algas,
cadenas, canción y sal.

lunes, 13 de agosto de 2018

HACIA EL NORTE

¿Sientes los copos de nieve
sobre tu frente,
memorias de juegos en el patio,
murmullos sin final en un aula,
sientes el aire tibio del verano
elevado en volandas ante el pajar,
carámbanos de invierno y hielo
construyendo estalactitas
adheridas a las losas de pizarra?.

¿Sueñas días
de terapias de jilgueros,
oyes resbalar las hojas de avellano
bajo tus pies,
oyes el estallido alegre del arroyo
bajo el puente?.

¿Te reclama la fiereza del viento
cuando agita las espigas en el valle,
te llaman el tañido lastimero
de unas campanas roncas,
y la paz y las risas y silencios
manuscritas de erosión
sobre las piedras del camino?.

Siéntelo, siéntete;
están pronunciando tu nombre
las madreñas del recuerdo,
te están hablando para que retornes
al Norte de sendero primitivo
hasta anidar de nuevo
alejado del asfalto.