martes, 29 de marzo de 2016

ARMERO


A través de este espejo hemos llorado
tu mis sonetos,
yo tus vasijas de duelos
rotas en el confín de tus tierras
un día de volcanes fúnebres,
día que excavaste un pozo,
profundo como tu misma,
hasta recoger en él
todo el dolor y todo el amor muertos
en los años de tu guerra hermana.

Agradecer se me hace corto
porque tus heridas fueron mis llagas,
el carboncillo que derivó en siluetas
a lo largo de tus sombras
y de mi pasión de distancias.
Acepto cada aliento concebido,
el envés y el revés de tus llamadas
o de tus huidas de náufraga madura.

Doy por buena tu presencia antigua,
la insistencia en conocerme
a través de la lectura de dibujos,
de aquellas casas
de humeantes chimeneas desbordadas
en mis ceras de colegial de canas,
donde auscultabas los símbolos
para acercarte hacia mi,
espíritu converso a tus batallas.

Adivino que aún me buscas
aunque sea en un instante diminuto
de tu navegación de vientos lentos,
presiento que aún me observas
a través de estos renglones y el espejo
que mis yemas desparraman
sobre este pergamino de sueños.

Quizá lo sepas;
quizá sabes que aún te escucho
aunque no busque tus ojos
ni el látigo dulce de tu acento,
quizá sabes que te encuentro
en mis renglones que corren
interpretando horas blancas
en noches raspadas de vigilias
de nuestra canción de esperanzas.


8 comentarios:

  1. Bufff cuanta nostálgia y a la vez cuanta hermosura, como siente y se derrama esa pluma...
    Maravilloso José, maravilloso, me rindo ante tus versos y tu prosa.
    Besos, todos, siempre...

    Yayone.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Últimamente te leo hablando de un pasado y sus cicatrices, de un pasado y sus emociones, de cómo es el ahora tras ese pasado. O quizá no y todo es fantasía. Lo cierto para mí aquí es que leerte me engancha, artista. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leerme. Si, son poemas que hablan del pasado, y los veo como necesarios para dejar atrás esos tiempos y viviir el presente. Pasado pasado es aunque siempre hay que agradecerlo. Un saludo galeguiña.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. "quizá sabes que te encuentro
    en mis renglones que corren
    interpretando horas blancas"
    Me encantó

    ResponderEliminar