martes, 12 de abril de 2016

ENTREGAS


Dadme un libro
que me envuelva
en una  maraña
de árboles inquietos,
entre mis mañanas
de Sol y hielo.

Dadme ese libro
para alcanzar a leerla,
porque ella es piedra
y yo
he de aprender a ser agua
para horadar con la ternura
su dureza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario