lunes, 11 de abril de 2016

LUNA DE GUADAÑAS


Esta noche me sonrió la Luna blanca.
Desde su cara oculta
oculta sentí la invitación de la guadaña,
el brillo atrayente de su plata
esperando afilada para mi,
predispuesta entre las sombras
a responder a sus rescoldos de violencia.

Guardé en la gruta de mis dudas su pregunta.
Respondió la voz que suena
bajo el umbral de mis puertas verdes,
la que pronuncia el nombre
de los amaneceres en mi almohada solitaria,
que me grita en su enojo y su cariño
el alma grande de hombre pequeño
que aún no concibo en mi.

De su furia nació la persistencia
de nombrarme como soy,
humano aprendiz de las memorias rotas,
tránsfuga de su herencia de cadenas.

Ahora sé que no me iré,
aún no ha llegado el día de partir
de esta Tierra que pretendo
asaltar con mis pasos de ermitaño.

Yerto he sido en las pasiones,
intenso e huidizo, mil veces arrogante,
triste he sido para afrontar mis huellas,
mis surcos en labradíos inconclusos,
pero ahora sé que amo,
aunque entre tantos juegos
haya calcinado otros tantos sueños.

Me espera el silencio de las pisadas frías
de mis temores y terrores,
pero al tiempo la Fe
para transformarme en cuerpo fiel
que apriete los dientes y las manos
cuando el miedo los asalte,
me espera la  Vida completa con sus letras,
con mis versos no nacidos,
guardados en las estancias pétreas
de mi alma confundida.

Queda tanto por contarme,
por contarte, por contaros,
tanto como el tiempo de todos los Abriles
que han de florecer de nuevo,
queda el llanto que me espera
cuando no me escuche,
cuando no te escuche,
cuando me extrañe y te extrañe,
pero desplazaré esta montaña,
rígida roca que me linda,
hasta renacer en la cordura
de olvidar el pensamiento
y crecer en mis incendios.de ser pleno.

Pleno ser,
habitante en instantes de sus lágrimas,
de la lluvia que de mi brote,
necesaria redención de sal y de cristales,
plena Vida,
deseada en el contraste de los mundos,
aceptada en mi sonrisa,
en tu sonrisa,
en la risa que a todos nos escueza
como patria completa de hermandades.

Arrancaré la corona de espinas
que yo mismo clavé sobre mi cráneo
en algún día de mi infancia nómada,
sangraré por mi costado,
abierto el corazón,
perdonando y perdonado,
honraré mi pasado, mi presente,
mi sentir, el tuyo, el nuestro.

Seré amante desde este fuego intenso
que me roce,
que nos roce siempre
y que nos sane
transformado a través de la palabra nueva
que prometo pronunciarme,
y pronunciarte.

Amar, amarme, amarte,
conducir entre mareas esta barca,
dejar de naufragar en mi desidia,
abarcar en la mirada la piedad,
la comprensión de tu fuerza y de la mía,
gritar, llorar, reírnos,
habitantes de la Vida que adivinan
la cosecha de los frutos que sembraron

11 comentarios:

  1. Entre las manos se pierden horizontes
    en la duda de pronunciarse sin ser pronunciado se exige,
    Mas amar es libertad
    dos egoismos queriendo unirse.

    Sencillamente...MAGISTRAL José, brotó en ti, pasado, presente y futuro de esperanzas.
    Besos todos, siempre.

    Yayone...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Ahora, en estos días, grabaré algunos poemas antiguos. No quiero que se pierdan por ahi... hay que conpartirlos, que todo el mundo nos conozca, son mis hijos también.

      Eliminar
  3. "Me espera la Vida completa con sus letras,
    con mis versos no nacidos,
    guardados en las estancias pétreas
    de mi alma confundida"

    Me ha dejado absolutamente maravillado. Mi más sincera enhorabuena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Mi querido amigo no te diré nada que tu no sepas, sólo cuanto me alegro de que encontraras tu camino, y que sean muchos versos, mucho tiempo el que caminemos juntos en la distancia cercana que nos ocupa.
    Besos mil José Manuel. Hermoso es poco, no tengo palabras....GRACIAS!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi querida Marijose. Aun queda mucho camino, aún hasta el último día se aprende, pero sé que es así. Acompañado o sólo, lo que importa es ser y vivir. Y la poesía en nosotros habita siemore, aunque en este momento prevalezca en mi mas la necesidad del silencio y la comprensión del amor. Gracias por estar siempre. Abrazos.

      Eliminar
  5. "Ahora sé que no me iré... ahora sé que amo..."
    Intensas tus letras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mirna por leerme y valorar mks palabras simples. Un gran abrazo.

      Eliminar
  6. en una madrugada desde Miami te escribo
    me gusta tu mente cuando declaras tus palabras y las mandas al olvido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todo corazón gracias por leer mis letras y a través de elas mi espíritu. Un abrazo desde Galicia.

      Eliminar