domingo, 24 de abril de 2016

MI COMPAÑERA (SOMBRA DE LUZ)


Nos esperan las peñas de un otero,
colinas templadas de alboradas.
Será largo el camino;
los pies nos moverán
arrebatados por su música,
acogidos por esta tierra cautelosa
e imantada por milenios.

Herederos de letargos
despertaremos al andar,
cansados pero plenos
cuando alcancen nuestros ojos el ocaso.

No aceleres,
los bosques no reclaman nuestra prisa;
en su canto nos alertan,
en sus troncos nos sonríen.

Despacio, no aceleres.
Las fuentes nos contagian de sonetos.

Despacio, aún más despacio.
No olvidemos que el camino es llanto y alegría,
son helechos acoplados a la piel,
es el manto dibujado por el musgo.

Sin urgencia.

Es el tiempo por si mismo desplazado,
es la niebla que pronuncia nuestra boca.

Solo nosotros y las montañas,
entre el aroma del brezo,
y tú a mi vera,
siempre en mi orilla,
consejera en el caminar eterno,
mensajera de mis sueños.

Surges entre los días
de los verbos imperfectos
desde esta ladera que atacamos,
tú y yo,
almas conscientes de nuestras huellas.

Conjugas constante mis pensamientos,
mis pasos lentos,
sigues mi ritmo.

Solo nosotros y la montaña,
y tu a mi lado,
acompasando cada revuelta,
cada murmullo,
y siempre al frente desde los pies.

Mi sombra larga, mi compañera,
mi amiga siempre,
mi parte eterna.

4 comentarios:

  1. La mejor compañera, nunca abandona, es fiel, a veces dulce a veces eterna...
    Chapo!

    Yayone...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sombra..... Nuestra prolongación, no oscura como a veces, más bien reflejo que la Naturaleza crea. Compañera consciente que el Sol crea. Gracias Yayone, buenos y hermosos días tengas. Un abrazo.

      Eliminar
  2. La sombra, es uno mismo, es el alma dibujada al caminar. Está para no olvidar que somos más que materia.
    Hermoso es que hagas reflexionar de algo que es parte y no toma ventaja. Sólo es y está.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Somos dos y uno, a veces se aleja otras se esconde, pero siempre compañera. en ese bosque que da vida, la armonía de todos los elementos. las cascadas que son sonrisas, los pasos que dejan huellas, la arena que nos envuelve acariciándonos. Precioso José Manuel.

    ResponderEliminar