lunes, 2 de mayo de 2016

RAÍCES DE PIEDRA


Tenemos las raíces
clavadas tan profundas en la Tierra
como anclas incendiadas
de una lancha blanca y valerosa.

Son nuestras raíces de piedra,
son los árboles las cruces
en nuestros cruces de caminos,
las colinas las olas de un rosario
adherido sin reparos al pasado,
precursor de mundos nuevos.

De Norte a Sur se agitan
los ríos, el mar, las sierras,
y estas raíces que se hunden
en piedras convertidas
cual rocas que amamos,
como canteros que somos,
cuando tallamos con cariño
cada acción y cada gesto,
cada frase y cada verbo,
cada beso.

Son las piedras que nos llaman,
que se vuelven sentimientos
en las raíces y el espejo
de nuestro mar, de las mareas,
del olor a sal,
de nuestro acento.

Son las nieblas que invitan
a sembrar la tierra,
a recoger sus frutos,
a gritar libres,
como infantes de nuevo nacimiento.

Es la melodía eterna,
siempre nuestra,
compuesta por algún desconocido,
siempre en nosotros,
siempre sumando.

Es amar, es sentir,
es no callar, y que sepan
que nuestras raíces de piedra son eternas,
que no nos  pueden arrancar
de este arena clara
que en su fuerza nos indulta,
en esta patria pequeña
que nunca cesa.

13 comentarios:

  1. Precioso. Sabes cual ha sido mi pensamiento al leerlo.
    Hay quien piensa que para ser buen escritor, para escribir buena poesía, hay que rebuscar las palabras. Yo no pienso así, yo creo que la poesía es sencilla como un niño, profunda como esas raices que mencionas. Si creo que la poesa es como los sentimientos pura, sencilla y bella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PUes así lo vivo yo también. El léxico es muy necesario, pero en su justa medida. Poesía es sentir, básicamente, y de algún modo también otra forma de música y de emociones. Estos versos en su versión original están escritos en gallego, pero no han perdido fuerza en castellano, porque en el fondo de todas estas palabras está la energía y el sentimiento de lo que somos. Gracias.

      Eliminar
  2. Pocas son las lecturas que nos hacen ver la piedra como algo único, bonito, fuerte, eterno... Es un texto con mucho sentimiento. Evoca hogar y la música es un acierto para ayudarnos a viajar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que.... Ufff.... No se explicar por qué me siento tan identificado con la naturaleza, con todo lo que veo..... Pero así lo siento y busco como expresarlo. Gracias, porque has comprendido lo que quería contar. Namasté.

      Eliminar
  3. A veces uno se encuentra donde menos se lo espera, y no hay palabras que alcancen a explicar ese sentir, porque existen sentimientos indescriptibles y eso es lo grandioso, llegar a la plenitud sin sílabas.
    Gracias por ese poema, mientras lo leía iba palpando su esencia, hasta tal punto que llegó un momento que me hice parte de él.
    Mi más sincera enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. A veces uno se encuentra donde menos se lo espera, y no hay palabras que alcancen a explicar ese sentir, porque existen sentimientos indescriptibles y eso es lo grandioso, llegar a la plenitud sin sílabas.
    Gracias por ese poema, mientras lo leía iba palpando su esencia, hasta tal punto que llegó un momento que me hice parte de él.
    Mi más sincera enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Dunia. Es ese deseo que tengo que alcanzar a entender la naturaleza no como algo ajeno, si no como parte de nosotros. Los seres humanos, de tanto y tanto pensar en el progreso, hemos perdido buena parte de nuestra esencia, que es la capacidad de comprender lo real, lo que nos rodea, lo que es parte de nosotros y nosotros de ello. Gracias de todo corazón. Me alegra haberte emocionado.

      Eliminar
  6. Yo también he sentido mi patria en esas mismas piedras, que aunque están al otro lado del mar, sabemos que son las mismas, pues son las que se anclan al alma, ya sean en acantilados marinos o en las más altas montañas.

    Por cierto, me gustó muchísimo como resolviste en estos versos

    Es la melodía eterna,
    siempre nuestra, siempre nosotros,
    compuesta por algún desconocido

    sin tener que nombrar a nada ni nadie, ninguna deidad, ninguna forma reconocible ni etiquetable, dejando a la imaginación, que no tiene límites.

    Maravilloso poema, amigo mío, que me ha llegado al alma, como todos los que escribes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos somos raíces, hermano, de algún lugar, y por algún motivo. Que siempre sean profundas, para alimentarnos de la esencia y de nuestro origen, de lo ancestral, y que siempre también comprendamos que somos distintos, pero la Tierra es la misma, en distintos lugares, con distintos nombres, pero con el mismo sentimiento y las mismas raíces. Me comprendes muy profundamente, lo percibo. Gracias por ser y estar.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. La unión con la Tierra, en mi con mi Galicia. Todos somos raíces de piedra allí donde hemos de enraizar.

      Eliminar
    2. Maravilloso como sentir la piedra de donde uno nace, la piedra que talla el cantero , la piedra que rueda por un río, la piedra que alguna vez nos sirvió para sentarnos a descansar, la piedra que es una roca que el mar y el aire la moldea a su antojo. Un abrazo

      Eliminar