jueves, 2 de junio de 2016

AUSENTE


No temas si desvanezco en ausencias,
indefinidas faltas de minutos
o silencios degradados de días infinitos.
No temas,
mujer de nombre de arena
y acento dulce de sal de Atlántida,
tierna y profunda peña horadada,
pues soy hombre imperfecto,
hombre que huye y se hunde
helando sus uñas en manantiales claros.

No te preguntes cuando me esfumo,
qué es de mi,
dónde me oculto.
Huyo de los miedos conocidos,
silenciándolos en las puntas de las ramas,
aprendiendo en el equilibrio del granito
y en su erosión equivalente
al alma que en mi se va puliendo,
porque piedra permeable soy a la lluvia
y a la mar que tú creas cuando hablas,
y así voy,
a veces derivando en la deriva,
otras en conexión con cada hierba,
otras en ti,
a ti plegado y unido
como espíritu ataviado de prudencia.


8 comentarios:

  1. Palabras pronunciadas desde la voz de tu miedo hasta el abismo del silencio.

    Un placer leerte y mil gracias por tus preciosos comentarios en mi blog.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces en esta vida nueva que comienzo hay miedo, si.... es el miedo al cambio. Pero el Amor incondicional está en mi, y poco a poco alcanzo lo que siempre he sido.... entregarme sin pedir. Un beso.

      Eliminar
  2. Donde habita la ausencia... Almas desamparadas suspirando mensajes sin voz.
    Melancólico pero bello. Mucho.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Es un gran aprendizaje éste que ahora siento en mi. Es lo más hermoso.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Amigo del alma, no temas a la felicidad que hay en lo que comienzas, camina firme y con la confianza de que si está en tu vida es porque Dios así lo quiso. No hay tiempo que desperdiciar, perfectamente sabemos que no hay certeza en la andada, pero vale la pena todo riesgo. Estamos en este mundo para vivir.
    Un abrazo José Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Viviana, amiga del Alma. No voy a luchar, sólo a sentir. He pasado mi vida buscando el Amor sin reconocerlo. Ella ha llegado a mi vida para mostrarme lo que he de ver en mi para llegar. No pido nada más. Aunque a veces me gustaría pedirlo, pero no debe ser así. Soy feliz aprendiendo y caminando..... nada más.... aunque cueste. Gracias por estar en mi vida. Un abrazo enorme para ti.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar