domingo, 19 de junio de 2016

LUNA TARDÍA DE ABRIL



¿Dónde está ese lugar donde la observas,
dónde te guareces,
adornando con tu tiza
este círculo blanco de nostalgias
sobre el encerado negro de tu cielo?.

Detrás de las sombras oteas su esplendor,
mientras piensas si tendrás la dicha
de que ella provoque que tu alma al fin sonría.

Callada avanza en un círculo perfecto,
esfera blanca portadora de noticias,
poniendo su acento
en este Mayo entre silencios,
creadora de lluvias de esperanza
para esta tierra de tormentos.

Desnuda le ordena a las mareas
el embrujo de ser libres
en su tino y su locura,
callada ajusta las corrientes
al compás de su modestia caprichosa,
encharca con su suspiro el alimento
desperezado entre las rocas.

Callada está la Luna retrasada de Abril,
Madre errante de los mares diestros,
Hermana juguetona
con los peces y los cielos,
guerrera de círculo brillante abierta en parto
para el nacimiento de la siembra.

Detienes tu mirada,
con tus dedos
trazas al morir el Sol circunferencias,
amparada en el murmullo
de los árboles sin sombra
que recogen primaveras que eclosionan.

No la temas,
germina en ella como lo haría la hiedra
en los relojes de tus ramas eternas,
háblale del amor que los humanos,
constructores de murallas,
no comprenden,
cuéntale quién eres,
cítale las barreras que quieres derribar
para rozar el mar con tus mejillas.

Abrázala,
sé amante en tu locura,
cíñete a su luz y hazte Luz en ella,
bésala volcando entre los labios
el secreto de guardarla
en tus bolsillos de mujer completa,
acaricia su rostro enharinado,
siente el roce de su piel vibrando en tu cintura.

Desnuda y callada avanza a su lado
guiada hasta los días de cosechas,
tímida sobre su orilla de mandatos,
valiente cuando alcances en el brillo de su fuente
el puñado de sueños que te ofrece
en su templo de constancia,
en el viento que salvaje esparza
cuando borde tus brocados de ternura.







4 comentarios:

  1. Amigo mío, gracias infinitas. En cada una de tus palabras hay sabiduría y sé que eres luz en el final de mi otoño. Con la luminosidad que me guía, he de descubrir las respuestas necesarias para lograr encontrar el equilibrio que necesito para entregar todo lo que hay en mí. Bendecida he sido con la aparición de esta luna en mi cielo.
    Un abrazo Jose.
    Feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi amiga del alma, la.luz está en ti. Has de descubrirla. Lo tu misma. Así ha de ser. Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Oh, mi luna!Mi refugio, mi luz infinita,la que recoge los deseos de quienes la miran...No la temo,la espero cada 28 ó 29 días para que me abrace y me inspira...Gracias por esas palabras, gracias por sentirla así...Hay muchas barreras por derribar...Un placer leerlo, pero más sentirlo...Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecido estoy por tu lectura,.tu comentario y tú comprensión por mis versos. Gracias por dejar tus palabras en este rinconcito de mi que es este blog. Saludos

      Eliminar