sábado, 11 de junio de 2016

PUENTES, FUENTES.



Entre el rumor de unos arcos extraviados,
golpeados con el cincel suave
de la virtud de incrustarse entre mis ojos,
voy acelerando las rúbricas libres
de mis firmas de emociones.

Es puente blando que me une
al aroma de ceniza antigua,
encajado entre las corrientes vagas
de mis tardes del sábado,
resumidas en el trote ligero de mis pies,
sucios y felices cuando flotan
en el barro permisivo de mis pecados veniales.

Poco a poco,
con la fidelidad de ir suprimiendo
de mi estanque el lodo y la pizarra,
voy filtrando sin prisa,
también sin pausa,
las agujas de las fuentes oscuras,
voy aclarando las aguas de mil lágrimas.

Barajo con ternura mis cartas de firmeza,
desato de antiguas fronteras
el viejo desdén de las redes rotas,
dejo circular a su antojo el río,
le permito recorrer mis valles,
escucho el resonar de aquel Otoño de secuelas
cobijadas bajo humildes arboledas
de remotas orillas socavadas.

No pido nada bajo este puente
que hoy me sirve de lecho
en la prudente soledad de saberme vivo,
con los helechos siendo hucha
de lo poco que preciso,
nada les exijo a las siluetas grises
que en un lugar lejano se guarecen.

Solo,
desde esta escuela llana y calma,
con mis llamas como escolta,
hablaré sin dictarle a nadie la doctrina,
esperando alcanzar la fe precisa
que me eleve en esta alfombra de hojas vivas.












8 comentarios:

  1. En el camino de afirmarse...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuánto es capaz ese estado! Jose, admirada y fascinada. Entre árboles, puentes que unen quien fuiste y quien has llegado a ser, en esta paz interior y amor raudales que posees, lo que te convierte en fuente de agua viva para dar de ella a quien desee saciar su sed de ti, de ese amor inmenso y desinteresado que existe en tu ser, lo cual te convierte en la persona más especial que Dios me ha permitido conocer.
    Bella poesía de tu encuentro contigo y la naturaleza.
    Un abrazo mi amigo del alma.
    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi amiga por tus palabras. Soy aún aprendiz de mi mismo, aprendo de lo vivido, de lo cotidiano, de mi, de ti, de todo. Nunca se termina de saber, de buscar quienes somos, pero si hemos de pasar por esta vida que sea con la paz y entregando paz. Me alegra tenerte como amiga, porque me enseñas también muchas cosas hermosas.
      Un abrazo mi amiga del Alma.
      Feliz Domingo también para ti y los tuyos.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Renovarse desde la célula misma cada trozo, cada instante de nosotros mismos para vivir siempre de nuevo y darse a la vida...vale la pena siempre cuando se florece en poesía..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nuevo gracias Jenny por venir a este rinconcito de palabras. Si, así es, así lo siento. Es la afirmación personal. Un abrazo para ti y tu amada Patria

      Eliminar