miércoles, 22 de junio de 2016

SOLEDADES


Hay un hoy,
hay un pasado,
bajo el umbral de estos arcos
naufragados entre mariposas rojas.

Hay la nostalgia de un hombre,
soledad de torre hundida,
reventada Luna intensa
de esta noche de abandonos.

Siguen cayendo los muros,
el silencio en las esquinas
horadando la paciencia,
sigue el frío visitando mis pies.

Es difícil el recuerdo,
mis telarañas de memorias,
es difícil no soñarte
construyendo el horizonte
con tu sonrisa de Gioconda andina.

Duele.

Es tu pasión enferma,
es mi pasión que danza
entre estas peñas heridas,
es el pasado que brinca
con el ulular del viento.

Abandóname, mi amor,
entre la niebla;
aquí quiero detenerme,
sintiendo que estos muros se derrumban.

Esclavo quedaré,
prendido de tus días,
aquéllos de recetas de amor presente
proyectadas en tus ojos heridos,
esclavo quedaré,
atenazado a tus espinas.

Ahora me iré con paso lento.

No alteraré tu fuga,
no inflamaré mi orgullo,
te dejaré en tu acera de esperanzas
callada como siempre,
con tu llanto acobardado,
con tu deseo de pasados inconscientes.

No estaré para contarte
que es el Sol llama en mi pecho,
que todo mi sentimiento es incendio
como hoguera de papel de poesía
o palabra impregnada por tus lluvias.

No queda tiempo para hablarte.

Sigue el Mundo girando,
muy despacio,
tú en tu orilla, yo en la mía,
encogidos ante el fieltro que creamos
en latitudes diferentes y lejanas,
con amaneceres perdidos,
inclinados en mi cuerpo como zarzas
del desierto azaroso que presiento
erguido con la Luna de esta noche.

3 comentarios:

  1. y sin embargo yo ansío cruzar a la otra orilla, pero encuentro puente que me lleve a ella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Scherezade. Es un poema antiguo, escrito desde el desconsuelo. Pero ahora sé que fue necesario que aquello sucediese, y, siendo sincero, no tengo prisa para cruzar a la otra orilla. Aún antes he de caminar un tiempo para llegar al puente, y será el tiempo que necesite para realizar aún mas cosas que sé que debo hacer. Un saludo, y gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Todo llega a su momento y mientras caminando...
    Besos José Manuel, a muchos nos paso, creo algo similar.

    ResponderEliminar