jueves, 20 de octubre de 2016

CARACOLAS



Presintamos caracolas
que canten en su entrega nuestra entraña,
adivinemos bocanadas de memorias,
describamos ángulos que horaden con sus pasos
la simpleza del reguero de huellas escabrosas
que sus aguas devoran al instante.

Contemplemos como se alza con su voz el temporal
en el remolino de sus olas afligidas,
describamos con la frente alzada
hacia antiguos laberintos
el aroma a barco viejo
varado sin su quilla ni timón.

Sin temernos,
buceando a pulmón libre,
extraigamos de los fondos abisales
nuestro segundo armónico,
anémona con la que desvanecer
enfermas singladuras áridas de antaño.

Sin tenernos
florezcamos en el júbilo de las profundidades.

Rotemos sobre el lago enrolados de misterio,
orientadas las miradas
hacia el contorno de la atmósfera cercana.

Curvemos en un giro los compases del coral
orlando de sencillez lo conocido,
pues debemos conocer la redención de las siluetas
reclinados sobre la costa primitiva,
pues hemos de iniciar sin pavor la travesía
vestidos de un vaivén de espuma blanca,
y en nuestro segundo imaginario
estibar con toneles de aventura
las bodegas del navío
que despierta de una helada de milenios.

Transformémonos en eternidad
que reúna en su cónclave todas las estrellas,
no existamos un segundo,
seamos caracolas residentes ante el mar,
escuchemos cómo explican,
con un leve movimiento de sus rizos,
lo pequeño de una ausencia en su presencia,
escuchemos cómo narran,
sofocadas por su risa de alcatraces,
cuántas sombras se han rendido a su coraza.

5 comentarios:

  1. La insignificancía del ser, se vuelve extrema ante el mar. Que nos regala su fuerza y nos escucha tan encarecidamente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo diminutos que somos, pero también grandes por comprenderlo. El pensamiento bien utilizado es un don y una virtud, si nos ayuda a conocer y conocernos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. La belleza y vida que habita en las profundidades marinas está bellamente dibujado en este espléndido marco pictórico a través de tus letras querido amigo. Extraordinario y hermoso. Que tengas un feliz descanso. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Sensibilidad para plasmar en un lienzo en blanco los colores que tu alma encuentra cuando se deleita dejando que fluyan las emociones y el sentido encuentra la belleza de las cosas simples .
    Que más decirte José Manuel. Gracias por tus letras que siempre prenden vida.Besosss!!!

    ResponderEliminar