lunes, 28 de noviembre de 2016

LA FORMULA DEL AIRE



Son a menudo tus brazos fórmula del aire,
grito y giro recogido en los jardines,
disyuntiva que se acerca a las farolas
con el acento cantor de tus naciones.

Sabes que tu voz pronto será soneto
que envuelto en las arenas vibre,
sabes que tus pies se harán raíces
que asentarán la tierra anciana
bajo el olivo que nos invitará a soñarnos.

Tras de tus huellas crecerán aceras
abiertas hacia avenidas de vanguardias
para librar y celebrar unidos la victoria
y entregarle a las mañanas nuestro vértigo
flotando sobre archivos del olvido.

Brillará tu piel envuelta entre los fuegos,
en la ternura de tus rayos, sobre lunas,
capturando los candiles de las noches
que hemos de bautizar con las pasiones,
abrazados a  madrugadas de las almas.

Con la garganta abierta a la poesía
te requiero entre las calles de Diciembre,
llamándote, cubierto por la escarcha,
por tu nombre de retamas y de flores,
clamando por tu aroma y tu mirada

3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Siempre gracias, Maria del Carmen, por tu lectura y por tu estimado. Abrazos.

      Eliminar
  2. Una maravilla son tus versos José Manuel. Una vez más debo decir que es todo un placer leerte amigo. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar