martes, 22 de noviembre de 2016

MARZO


Marzo volverá con el viento
girando revuelto
sobre el pedregal que mis pies
rozarán de nuevo,
despacio.
Marzo en el camino viejo,
renqueando en las almas
al caminar los pecados,
los deseos y miedos,
con la lluvia en los hombros,
la emoción en los ojos
y la fe
pesando en la espalda
callada y erguida
en el dolor que es palabra,
agua de plata de mi sequía,
alquiler de esperanza
que a lo lejos pretendo
alcanzar algún día.


3 comentarios:

  1. Muchos Marzos vendrán compañero. Y aquí les esperamos, pluma en mano.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchos Marzos vendrán compañero. Y aquí les esperamos, pluma en mano.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, así será, y que.esos Marzos que vengan me sigan permitiendo narrar mis pasos. Abrazos compañero.

      Eliminar