viernes, 24 de febrero de 2017

PARA LUCÍA


Nunca te hagan callar,
nunca te humillen,
clama siempre con voz clara por tu origen,
por tu vida y tu destino,
hazte fuerte entre los vientos,
presente ante tu Sol
y ante las mareas y en los llanos,
sé unión y fuente de orillas diferentes
en este Océano en azul
que enlaza tus canciones precursoras.

Hija serás de los lirios y camelias,
navegante de rías y Caribe
crecerá el orgullo de tu acento de mestiza,
medrarás hecha raíz
donde desees que arraigue tu simiente,
tendrá tu tronco la fuerza de los robles,
te harás samán de densa sombra
que acogerá algún día a buen cubierto
a la labriega que te arrulla
con sus nanas de olas y de tierras.

Recuerda,
nunca te rindas;
con la frente alta y la mirada al frente
ve siempre hacia adelante,
con pasos firmes,
ve siempre valiente.

2 comentarios:

  1. Un gran poema José Manuel en favor de luchar por mantener los orígenes en cualquier lugar, perderlos es perder la identidad. Mi enhorabuena por tan bellas y acertadas letras querido amigo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar