viernes, 24 de febrero de 2017

PARA LUCÍA


Que nunca te callen o humillen,
con voz clara clama siempre
tu origen y tu vida y tu destino
fuerte ante el viento,
fuerte ante el Sol de los llanos y mareas,
fuente y unión de orillas diferentes
de Océano callado que te canta
con sonatas cercanas de sirenas.

Hija de los lirios y camelias,
navegante de Caribe y Ría,
crecerás con tu acento orgulloso de mestiza,
medrarás enraizando
allá donde desees que arraigue tu simiente.

Tendrás en tu tronco la fuerza de los robles,
tus ramas serán samán de sombra densa
que acogerá algún día a tu cubierto
a la labriega que te arrulla
con sus nanas de ola y tierras.

Recuerda;
nunca rendida,
con la frente alta y la mirada al frente,
siempre adelante en paso firme,
siempre valiente.

2 comentarios:

  1. Un gran poema José Manuel en favor de luchar por mantener los orígenes en cualquier lugar, perderlos es perder la identidad. Mi enhorabuena por tan bellas y acertadas letras querido amigo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS mi querida Marina. Lucía tiene 6 años, es hija de una mujer venezolana a la que adoro, su padre es portugués y nació y ha vivido siempre en Galicia, en España. Todos somos mestizos,.y aunque tengamos ese amor especial por la tierra propia, nadie puede ni debe enarbolar su bandera con el orgullo de despreciar o sentirse superior, solo como señal de que tenemos un origen y es bello contarlo a los demás. La más grande bandera es la de la PAZ. Un gran abrazo.

      Eliminar