viernes, 24 de febrero de 2017

PARA LUCÍA


Que nunca te callen o humillen,
con voz clara clama siempre
tu origen y tu vida y tu destino
fuerte ante el viento,
fuerte ante el Sol de los llanos y mareas,
fuente y unión de orillas diferentes
de Océano callado que te canta
con sonatas cercanas de sirenas.

Hija de los lirios y camelias,
navegante de Caribe y Ría,
crecerás con tu acento orgulloso de mestiza,
medrarás enraizando
allá donde desees que arraigue tu simiente.

Tendrás en tu tronco la fuerza de los robles,
tus ramas serán samán de sombra densa
que acogerá algún día a tu cubierto
a la labriega que te arrulla
con sus nanas de ola y tierras.

Recuerda;
nunca rendida,
con la frente alta y la mirada al frente,
siempre adelante en paso firme,
siempre valiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario