viernes, 17 de marzo de 2017

NOCHES COMO UNA PALABRA


A fuer de ser sincero
te imagino envuelta entre hilos claros
cosidos con palabras de aparejos nuevos,
honesta siempre,
curtida tu piel por el Sol,
libre y marinera,
rodeada por tersas redes de constancia
desde las manos a los pies.

Y seré sincero si te digo
cuánto sé de los delfines de tus proas,
cuánto conozco de la calma de tu andar
o de tus inquietudes y noches en vela,
y que no espero de ti
más que sigas regalándome,
sin firmar en el tiempo,
esta ternura que flota al comprender
los golpes de remos que a veces lees
resueltos en un agitar de olas o palabras,
y conmoverte y conmovernos
con la visión de alguna estrofa,
de alguna estrella mutua,
de un bosque rizado por los vientos
o por el soneto en vuelo de tus carcajadas.

Si algún día sientes el aliento lento
o tu resuello te domina,
búscame lejano y cerca,
pues solo soy silencio para mi,
y soy oídos y yodo que se pueden esparcir
como bálsamo para sanar tus quemaduras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario