sábado, 11 de marzo de 2017

VOLVER (I)



Perdidos y huyendo perdemos las suelas
sobre los cementos de huellas difuntas,
perseguimos,
prisioneros de un sueldo,
pagar el asueto del tiempo robado
firmando con prisa
un enorme bloque de hormigón podrido.

Vemos que en volandas se evaden los días
desnudos e iguales;
los hombros se agotan en los calendarios
de niños envueltos en coraza adulta,
los ojos cercados
con frunces de años que asemejan siglos.

¿Volveremos al tiempo que sigue en nosotros
sentados en luces que giran y giran?.

¿Palparemos en viejas bombillas
de un viejo tiovivo
la risa sincera que con miedos se fue?.

¿Soñaremos valientes asaltar los huertos?.

¿Robaremos la fruta madura?.

¿Llenaremos los patios con ruido
de un viejo balón descosido y sin aire?.

Recorramos la suma del tiempo
que nos resta cubrir,
espantemos del vidrio gastado
estas pesadillas que vuelven ansiosas
al amparo de los cuartos muertos
con óxido hueco de nuestras colmenas.

Derribemos verjas y abramos los parques
con manos abiertas a nuestros deseos,
corramos descalzos
en el juego inmenso de los niños viejos.


.










2 comentarios:

  1. Volver a la edad de la infancia recuperando y disfrutando como en ese tiempo nuestr@ niñ@ interno. Bello poema José Manuel. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Marina, por leer lo que escribo y comprenderlo tan profundamente. Un abrazo desde Galicia.

      Eliminar