sábado, 22 de abril de 2017

ENVUELTO EN TU CORRIENTE




En mi mente se dibujaba tu silueta,
entre nuestro nunca y nuestro ahora
estaba la fina línea de unos versos,
y buscaba describirte en un poema
sin haberme sido concedida
la virtud de las palabras.

Ahora que me envuelves con tu río,
que tus noches navegan en mis días,
tu voz crea en mi almohada
filigranas sonrientes que en sus vueltas
desnudan milímetro a milímetro
el destino de todos los minutos.

Con paso suave te acercas hacia mi,
suaves también se anuncian mis pisadas
camino de la oración de tu presencia,
mar que es la calma transparente
en la madurez de tus pupilas.

Y ofrecerte quiero el alma
acostada en la corteza de mi tierra,
mis dos manos ajadas para amarte,
y este vivo corazón
que es candela sin descanso..

Si se clava en nuestros centros el puñal
que haga que el amor verdezca
anunciaremos su arribada,
fundaremos con su destino la alegría
para que se haga la verdad
de un aleluya ensortijado,
cantaremos sin temor el dúo
de la fe de renacer
con arrugas en los ojos
envueltos en aroma de laureles.





























No hay comentarios:

Publicar un comentario