domingo, 21 de mayo de 2017

ACOMPAÑÁNDONOS


Me encuentro entre la multitud con tu mirada
sonríes a mi ademán desvencijado,
y con un gesto me invitas a tu mesa
para templar en los lunares de tus brazos
nuestros momentos vivos.

Tus ojos se hacen un arroyo
para mi sed de hombre de sabiduría absurda,
y los míos atraviesan tu inquietud
hasta amasarla y hacerla pan de madurez..

Solo puedo pedir que nos acompañemos
hasta el estanque con en el que un día
te acercaste a mi penumbra,
y sentados a la sombra
de un árbol escogido por azar
hablemos sin reloj que mida tiempo.

Solo sé pedir este presente
que vuele envuelto en aire entre nosotros,
la verdad incrustándose
entre la serenidad de las gargantas,
la sin medida de los minutos ciertos
transformándose en tu risa,
y que por sorpresa un simple beso
sea el que abra nuestras puertas
para hacernos alcanzar la comprensión
de quiénes somos.

Te pido que nos hagamos compañía,
sobre estos trechos rectos del camino,
para acercarnos al estanque
a amar reflejos
de la tierra y el cielo que mezclamos
con las aguas en paz de nuestra ruta.









4 comentarios: