martes, 2 de mayo de 2017

NO LE CUENTES A NADIE


No le cuentes a nadie
que nos vamos a encontrar una tarde de aire puro
amoldados nuestros rostros entre la lluvia inclinada,
cándidos sobre la silueta de unas tablas,
empujados por el viento crecido en las camisas.

No le haremos preguntas a las sombras
cuando se unan nuestras manos,
cuando sienta las respuestas en las yemas de tus dedos,
y el miedo se pierda entre mis labios
al pronunciar el secreto de tu nombre,
pues secretos han de ser nuestros sonidos
revelados por las flores nacidas entre sal,
telar de la resurrección de la ternura cómplice,
voluntad de disolvernos
en los lazos para la comunión de las colmenas,
en el jardín perdido en nuestros rumbos.

Si algo has de contar
hazlo al oído de las hojas de los árboles,
con tu voz atándose a las fuentes
conjugada en el susurro de un tañido de campanas,
eludiendo en tus acentos
la prisas del olvido y del recuerdo.








4 comentarios:

  1. Magnifico escrito a la madre naturaleza. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias María del Carmen. Me alegra volver a encontrarte.

      Eliminar
  2. El amor se hace mejor en un silencio que lo dice todo, sin dudas. Certeros versos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jorge por la lectura de mis versos, pero especialmente por interiorizarlos en ti. Un abrazo desde Galicia.

      Eliminar