domingo, 16 de julio de 2017

GATA DE CENIZAS



Aunque parece muda
observa,
aunque semeje adormecida
se desvela con un mínimo sonido.

Muchas noches ha arañado las nubes
para descubrir entre ellas la Luna
hasta ofrendarla a nuestros ojos.

Ha recorrido las tinieblas
hasta caer exhausta,
descubriendo a través de sus pupilas
el saber que los libros no cuentan,
se ha despeñado desde las ventanas
con la constancia de alcanzar la escuela
de la seguridad de su rastro.

Conoce la gata de cenizas las sombras
cuando vigila a los que ajustan sus vendas
acorralados en la oscuridad
entre la que fingen ser luz,
comprende nuestros vientos fugaces,
vientos de paso que hornearon
y que helaron sus mejillas.








martes, 11 de julio de 2017

PEDESTAL DEL TROVADOR


Hoy desciende de su pedestal el trovador.
Contempla la angustia de la plaza
afinada por el pasado de sus cuerdas.

Deja a su espalda la rabia de la soledad,
esconde entre las piedras
un permiso dorado para sus canciones,
pero su laúd se calla,
se conforma con no sonar
para disiparse como palabra permanente,
para ser trueno de los siglos
o presente contemplativo de su púa.

Sabe que para conocer respuestas
no ha de inventar preguntas,
sabe del compás en fuga de unas rimas,
no le pone nombre a las ausencias,
no se lastima en las madrugadas
con la furia de los días cercados de mentiras.

No quedan flechas que lo puedan herir,
no es abismo;
todo se vuelve inmenso en su mirada,
todo lo atraviesa el tallado de sus párpados.

Abandona el bardo sobre las losas
sus pasos sigilosos,
apagados y cargados de armonías.





domingo, 9 de julio de 2017

AMIRA


Amira es ola que canta,
es galerna de voz clara
                                   del invierno,
vuelo en espiral
                        de las gaviotas libres,
claro mágico
                    en el confín de un bosque,
árbol que camina inquieto.

Amira es orbe abierto
del pasado y del presente,
hoguera de las noches
                                  del desierto,
silbido de nubes blancas,
pared azul de cielos.

Amira es la esperanza
de su espíritu
                     posado entre los cestos,
es risa entre una multitud
                                    de prisas,
rama de verde olivo,
frontera abierta
                         hacia el recuerdo.


domingo, 2 de julio de 2017

NO EXISTIR (EN UN SEGUNDO)




Sin temernos,
buceando a pulmón libre,
extraigamos de los fondos abisales
nuestro segundo armónico,
anémona con la que desvanecer
enfermos vuelos áridos de antaño.

Sin tenernos,
florezcamos en el júbilo de las profundidades.

Rotemos sobre el lago que describes
enrolada en el misterio,
orientadas las miradas
hacia el contorno de nuestra atmósfera.

Curvemos en un giro la voz del arenal
orlando de sencillez lo conocido,
pues espero conocer la redención de las siluetas
reclinados sobre la costa primitiva,
pues espero que iniciemos sin pavor la singladura
vestidos de un vaivén de espuma blanca,
y que en nuestro segundo imaginario
estibemos con toneles de aventura
las bodegas del navío
que despierta de su hielo de milenios.

Transformémonos en eternidad
que reúna en su cónclave todas las estrellas,
no existamos un segundo.