jueves, 14 de septiembre de 2017

TIENTO Y TACTO


Caen las horas,
tal y como antes han caído hojas
en revuelta sensación que,
entre señales,
se fragua candente como el hierro.

He perdido en estas eras
muchas llaves que no me corresponden,
esgrimido los insultos
como argucias y argumentos,
compilado confusiones
en un escapulario de vidrios estallados,
he ocultado a la esperanza
la verdad de mis celdas secretas,
oteado desde los cerros muertos
mi ceguera adjudicada a los demás.

He redimido desde un púlpito reseco
la voz que a mi me he impuesto
en el temor de pronunciar
el sonido confundido de mi propio nombre,
he dibujado mi contorno
con un pincel de cerdas finas
arrancadas pelo a pelo de mi piel,
he sido el vigilante hueco
de las sombras escondidas en mis labios.

Ahora tú me anuncias
este camino largo y voluntario.

No clavo puntas en el corazón de las fuentes,
no yerro flechas lanzadas al espacio,
ni tallo la madera de mis troncos
con extrañas gubias de tristeza,
busco reducirme a la ausencia de mi mismo,
arqueado en la ternura
de las tardes de mil lluvias,
hasta ser perdonado y perdonar.

Busco ser hijo de las nubes
para llorar con ellas por vosotros,
vivir inflando mis pulmones
con el viento que en mi boca se introduce,
beberme a sorbos largos la mar,
transformarme en flor de arena
persistente en sal y brisa.

Ahora tú lees cada verbo antiguo
con el afán de interpretar
entre lineas las banderas que he tendido,
curtes las líneas de fronteras
de mis viejas pasiones relatadas,
me interpretas en la lectura libre de las almas,
cuentas mis mil gotas de los miedos
con tu cuentagotas de la paz.

Ahora alzas estandartes,
consejos azules cual tu cielo,
levantas la paciencia de saber cómo me encuentro
sin hacerme siquiera una pregunta,
adivinando e intuyendo mis temores,
haciendo vibrar mi confusión
para transformarla en el compás
de nuevos pasos firmes,
ahora deshilas muy despacio viejas vendas
que han envuelto dedos yertos.

Ahora lo sé.

He de volver a nacer,
ingresar otra vez al útero de Madre Tierra,
retornar transformado en niño,
en sentimientos.

3 comentarios:

  1. ser y sentir, los sentimientos lo único que distingue al ser humano que nos empeñamos en relegar. El amor no duele, nosotros creamos el dolor. Hermosa alma,besos desde mi rincón donde me repongo para volver a ser vida. Marijose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Marijose. Notaba tu ausencia, tus palabras cariñosas, y me imaginé en algún momento que estarías en descanso. Recibe todos mis mejores deseos, ánimo y siempre en la fe de seguir hacia adelante. Un gran abrazo.

      Eliminar
  2. No lo se cielo, recién salgo de un huracán de miedos, sentimientos y problemas, de personas nada buenas que enturbian la vida. Cerré todas las redes amigo.Sólo me queda esta y un pequeño blog en wordpress, que aún no se si quedará. Ta vez pronto no este aquí. No son mis momentos mejores de fe. Necesito abrazos eso si. Pero sabes? la vida cruje y siempre con todo al mismo tiempo. No se que hacer, No se, ahora mismo nada. Mi mundo se fue al carajo en un pispas, pero se que en algún momento no retornará, forjaré uno a hierro y fuego, donde nada ya pueda herirme más. Gracias por tus hermosas palabras amigo. Es animo sin duda alguna. Gracias por tus deseos. Y a veces aunque no deje ausencia, te lea. ahora recién salida de quirófano, no debería estar aquí. Pero sinceramente son tus letras las únicas que no me hacen daño, me dan calma al alma.

    ResponderEliminar