domingo, 28 de enero de 2018

ESENCIALMENTE


Fui un vértice perdido,
cartero prófugo
cautivo entre gemidos,
destruido de misterios,
señor descrito y no escrito
de perjurio y juramento,
amado,
aborrecido,
convertido en un quejido
en la sonrisa de un viejo
albergado de barrancos,
callado,
anquilosado
por el tiempo que se fue.

Saludo hoy el tiempo nuevo,
viento que empuja,
libera,
que me guía por la historia
que es mi vida,
que es vivir,
que es herida de alegría,
que es presente que se siente
aligerado de miedos,
dilatado,
abandonado el huir
en mi barrera del tiempo,
en fluir
de este río que no cesa,
que es pernocta
de promesa de aguas cuerdas,
porvenir.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias María del Carmen. Bienvenida de nuevo a mi mundo.

      Eliminar
  2. Un hermoso poema que deja pensando...Gracias por compartir.
    Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por volver a encontrarte en mi pequeño espacio de palabras y de sentimientos. Trato siempre de ser sincero, no comprendo la poesía sin sinceridad.
      Un afectuoso saludo también para ti.

      Eliminar