domingo, 11 de febrero de 2018

AQUÍ Y AHORA


Con esta cruz de los milenios
vayamos hacia las colinas,
llevemos en la mente el cuaderno
donde las palabras desnudan
nuestros negados párrafos ocultos,
que sin razón conocida se desperecen,
y que arranquen de cuajo
las fronteras que creímos intocables.

Sea nuestra novela voluntad coral
tras el aliento de una cita
y de un mensaje impredecibles,
sea anónimo reposo que todo lo destape
al declamar el sonido único
de la intuición buscada,
y que aquí y ahora,
sobre los sabios robles,
circulen y tiemblen las ráfagas
que antaño redactamos,
y que Sirio filtre su luz
en el círculo tallado
de esta cruz consagrada a los milenios.

8 comentarios:

  1. Un poema muy bello en honor a esa cruz.
    Feliz día José Manuel.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son las raíces profundas de las que vengo que hablan así.
      Feliz día Carmen.
      Saludos.

      Eliminar
  2. A veces un objeto querido dan para una poesía como en tu caso esta cruz. Muy bella. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Hace un tiempo hice el camino de Santiago de Compostela hasta Finisterre. Al llegar al faro, en una tienda, estaba esta cruz. Desde entonces me acompaña. Gracias, María del Carmen. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me alegra tu visita a mi casa.
    Gracias MuCha. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Preciosos versos que salen del alma, como siempre José Manuel. Un abrazo

    ResponderEliminar