viernes, 9 de febrero de 2018

BURLA NEGRA (ENTRE PARÉNTESIS)


Que todas las mañanas nos escueza
un café de Luna torrefacta,
y sobre los tejados el Sol se angustie
creando en vinagre agudo
un ángulo sobre carmín de labios mustios
que a un tiempo sepa comprimir
nuestro carrusel amordazado.

Aun nos hayan convertido
en pobres de solemnidad
hagamos invisible la pobreza
tras una misérrima puerta de hielo,
(pues así nos lo piden los diarios),
seamos la misma faz oculta,
(eso es lo que proponen los prudentes),
anagramas desconfiados
tras el respingo sembrado en el cristal
(lo recomienda el sanedrín de expertos),
seamos espías acomplejados ante el látigo,
(los censores exigirán
fidelidad a su diccionario),
mendigos matutinos vestidos de gala
postrados ante el mismo altar,
disfrazados de frases banales
entre las tinieblas,
("parece que va a llover",
"quizá la tarde sea uniforme",
"compremos un paraguas"....).

Se entumecerán neumáticos,
llorará un abeto,
bostezarán algunos de nuestros pasos
en el parque,
se enfadarán las golondrinas,
y ascenderá triunfal
la bolsa brutal de los valores
(siempre y cuando seamos consecuentes,
generosos en dilapidar
el dividendo humano).

Grabémonos tatuajes de alquitrán
y burlas negras,
epitafios ilegibles que circulen veloces
por nuestras autopistas,
rindamos cuentas de la extrema tozudez
sumergida en agua amarga
(allanémosle el futuro
a la invocación del viento árido)..

2 comentarios:

  1. Vivamos con los más y menos...
    Un poema protesta de esta burla negra, genial.
    Me uno a tu poema.
    Feliz fin de semana José Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida entonces al club de los poetas vivos.
      Gracias Carmen.
      Feliz fin de semana.

      Eliminar