viernes, 13 de abril de 2018

ISLAS HERMANAS


Dejemos,
recogidos dentro de una botella,
ciento y un granos de arroz
con los que agitar
una rala imitación de la lluvia
sin pretender robarle al cielo
su canción enternecida.

Desnudemos
la valía de la ficción de los diluvios,
restaurada visión cordial
para el testamento de las mentes.

Viajemos
hacia las orillas de mares sin dueño;
ellos son precisos en sus coloquios,
concisos en sus respuestas,
son la circuncisión onírica,
tienen los argumentos de los sabios
en la voz de sus corrientes.

Sentémonos serenos,
hermana residente en isla amada,
y hablémosles,
aprendamos sus misterios,
no desdeñemos
el retornar de la austeridad de su linaje.

8 comentarios:

  1. Ejemplares versos que son claros y concisos en su mensaje con esencia.

    Un fuerte abrazo, paisano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre agradecido a ti, mi apreciado Joaquín, porque siempre me lees con el corazón.
      Un gran abrazo, paisano.

      Eliminar
  2. Unos versos que nos hace pensar y adorar el mar y sus islas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, María del Carmen. Hace mucho tiempo me preguntaba cual sería la razón para que en mi poesía hubiera tanto mar. Ahora no lo cuestiono, se que es así el sentimiento y dejo que fluya. Gracias

      Eliminar
  3. Estos versos son un mar de bellos, y es que, el mar es inspiración, yo también lo tengo cerquita y proximamente publicaré un poema en honor a mis mares , que precisamente hoy he estado bañandome en él.
    Feliz noche.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Que envidia!!!!. Aquí el mar solo lo puedo disfrutar observándolo y escuchándolo,.las aguas del Noroeste están muy frías!!!!.
      Estoy seguro de que disfrutaremos de tus versos.
      Gracias por venir.
      Feliz descanso.

      Eliminar
  4. Viajemos entre latidos hacia el mar de la poesía, que nuestras pupilas nos acerquen a las orillas, que nos acurruquen las emociones en la playa de los sueños.

    Qué bonitos versos, amigo mío, un deleite venir a disfrutarlos y sentirlos.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viajemos pues, mi buena amiga; aun en estos mares quedan millones de palabras que conjuntar y entregar, aun hemos de regalarnos el infinito de tanta poesia.
      Gracias por venir por triplicado a mi casa, tu visita y tus palabras son siemoee para mí un enorme motivo de alegria.
      Desde esta tierra verde te envío el más grande de los besos.

      Eliminar