miércoles, 13 de junio de 2018

AL PAIRO


Llueven a babor
garfios afilados de odio,
anzuelos con cebos soberbios,
flotan al pairo
almas perdidas ante las proas
servidas de duelos.

No conocen sus puertos de origen,
no conocen destino.

Sobre la mar de la sal flagelada
sargazos de muerte
escuecen los ojos de los soñadores
de los mundos caducos,
mientras que los necios
le escupen a hermanos enfermos
y a sus llagas amargas.

En huida de lágrimas
duelen los insultos de los vanidosos,
olas de la escarcha agria
para golpear la piel
de los barcos naufragados en lluvia
en miles de millas
de lágrimas mudas.

Duelen algas en lontananza,
lejanas y a estribor,
y a babor y sin destino
duelen los barcos del miedo.



2 comentarios:

  1. Diario de amarguras para venezolanos, cubanos y tantos otros. Muy poderoso amigo ... conmovedor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, y también para todos aquéllos que huyen en barcos destrozados por el Mediterráneo, buscando que alguien se comparezca y les acoja. Huyen de la guerras que ellos no han creado.

      Eliminar